La ves?

La ves?
La LunaRoja sobre la noche; sobre la frìbola y misteriosa Noche...

viernes, 12 de diciembre de 2008

Nocturno

"Sencillamente Porque este no puede faltar."

Una noche,
Una noche toda llena de perfumes, de murmullos y de músicas de alas,
Una noche,

En que ardían en la sombra nupcial y húmeda las luciérnagas fantásticas,
A mi lado, lentamente, contra mí ceñida toda,
Muda y pálida

Como si un presentimiento de amarguras infinitas,
Hasta el más secreto fondo de tus fibras te agitara,
Por la senda florecida que atraviesa la llanura
Caminabas,

Y la luna llena
Por los cielos azulosos, infinitos y profundos esparcía su luz blanca,
Y tu sombra

Fina y lánguida,
Y mi sombra
Por los rayos de la luna proyectada
Sobre las arenas tristes

De la senda se juntaban

Y eran una
Y eran una
¡Y eran una sola sombra larga!
¡Y eran una sola sombra larga!

¡Y eran una sola sombra larga...!


Esta noche
Solo; el alma
Llena de infinitas amarguras y agonías de tu muerte,
Separado de ti misma, por la sombra, por el tiempo y la distancia,
Por el infinito negro,
Donde nuestra voz no alcanza,
Solo y mudo
Por la senda caminaba...
Y se oían los ladridos de los perros a la luna,
A la luna pálida
Y el chirrido de las ranas...

Sentí frío. Era el frío que tenían en la alcoba
Tus mejillas y tus sienes y tus manos adoradas,
Entre las blancuras níveas
De las mortuorias sábanas!
Era el frío del sepulcro, era el frío de la muerte,
Era el frío de la nada...
Y mi sombra
Por los rayos de la luna proyectada,
Iba sola,
Iba sola,
¡Iba sola por la estepa solitaria!
Y tu sombra, esbelta y ágil
Fina y lánguida,
Como en esa noche tibia de la muerta primavera,
Como en esa noche llena de perfumes, de murmullos y de músicas de alas,
Se acercó y marchó con ella,
Se acercó y marchó con ella,
Se acercó y marchó con ella...
¡Oh las sombras enlazadas!
¡Oh las sombras de los cuerpos que se juntan con las sombras de las almas!
¡Oh las sombras que se buscan y se juntan en las noches de negruras y de lágrimas...!


José Asuncion Silva.




"esta vez quiero deleitar con un Excelente autor...disfrutenlo"

Limonar.
Momento de mi sueño.

Limonar.
Nido
de senos amarillos.

Limonar.
Senos
donde maman
las brisas del mar

Limonar.
Naranjal desfallecido,
naranjal moribundo,
naranjal sin sangre.


Limonar.
Tú viste mi amor roto
por el hacha de un gesto.

Limonar,
mi amor niño,
mi amorsin báculo
y sin rosa.

Limonar.

Federico García Lorca.

Mariposa de otoño

LA mariposa volotea
y arde —con el sol— a veces.

Mancha volante y llamarada,
ahora se queda parada sobre una hoja que la mece.

Me decían: —No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Yo tampoco decía nada.
Y pasó el tiempo de las mieses.

Hoy una mano de congoja
llena de otoño el horizonte.
Y hasta de mi alma caen hojas.

Me decían: —No tienes nada.
No estás enfermo. Te parece.

Era la hora de las espigas.
El sol, ahora,
convalece.

Todo se va en la vida, amigos.
Se va o perece.

Se va la mano que te induce.
Se va o perece.

Se va la rosa que desates.
También la boca que te bese.

El agua, la sombra y el vaso.
Se va o perece.

Pasó la hora de las espigas.
El sol, ahora,
convalece.

Su lengua tibia me rodea.
También me dice: —Te parece.
La mariposa volotea,

revolotea,
y desaparece.


Pablo Neruda

miércoles, 10 de diciembre de 2008

EXILIO



Esta manía de saberme ángel,
sin edad,sin muerte en qué vivirme,
sin piedad por mi nombre ni por mis huesos que lloran vagando.

¿Y quién no tiene un amor?
¿Y quién no goza entre amapolas?
¿Y quién no posee un fuego, una muerte,
un miedo, algo horrible,
aunque fuere con plumas,
aunque fuere con sonrisas?

Siniestro delirio amar a una sombra.
La sombra no muere.

Y mi amor sólo abraza a lo que fluye como lava del infierno:
una logia callada,
fantasmas en dulce erección,
sacerdotes de espuma,
y sobre todo ángeles,
ángeles bellos como cuchillos
que se elevan en la noche
y devastan la esperanza.

Alejandra Pizarnik


"Sì ...Ya tenìa que venir pizarnik, de nuevo.....
De verdad que este me encanta..o el otro... no se pero este tambien..."
Agradable que lo leas..
Abrazos y locura...

jueves, 27 de noviembre de 2008

SOBERBIA



Le pedí un sublime canto que endulzara
mi ruido, monótono y áspero vivir.

El me dio una alondra de rima encantada...¡
Yo quería mil!

Le pedí un ejemplo del ritmo seguro
con que yo pudiera gobernar mi afán.

Me dio un arroyuelo, murmullo nocturno...
¡Yo quería un mar!

Le pedí una hoguera de ardor nunca extinto,
para que a mis sueños prestase calor.

Me dio una luciérnaga de menguado brillo...
¡Yo quería un sol!

Qué vana es la vida, qué inútil mi impulso,
y el verdor edénico, y el azul Abril...

¡Oh sórdido guía del viaje nocturno!
¡Yo quiero morir!

domingo, 14 de septiembre de 2008

Un Grito de Mi Alma

Siento ganas de gritar; pero han tapado mi boca,

siento ganas de correr; pero han mutilado mis piernas,

siento ganas de soñar;pero no logro conciliar el sueño.

Estoy comprimida en un lugar sin salida de emergencia, sin ventana de expulsión, sin aire, ni luz.

no veo nada , sé que me encuentro allí conmigo ; porque logro escuchar el grito de mi mente,
desea volar, salir y brotar y soñar.

cada parpadeo indica el tiempo.....
algo dentro de mi no encuentra salida. Algo que nunca antes pensé que existia , pero ahora logro escuchar sus gritos.....
pero no puedo escapar...


desespero y desolacion hay en mí....

¿que me pasa?

By Kristhinna Castaño

SOMBRA

Cómodamente a mi espalda;
A veces gris, a veces blanca.

Callada y preocupada, esperas paciente aquel movimiento que te de vida.

Tú me conoces, siempre has estado allí,
Te veo cuando quiero, pobre de ti;
Aunque hay un cariño muy sincero no te voy a mentir.

Espérame, que al terminar juntas nos iremos.

Alguien me ha dicho te ha visto llorando, me negué a creerlo, pensé que tu dolor había pasado.
Te conozco y me engañas;
Confié en ti y ahora me fallas,
Porque mejor no te vas y me dejas,
Será mejo si te alejas;

Pero que tristeza me has causado, ahora hasta mi sombra me ha engañado
.
by Kristhinna

viernes, 22 de agosto de 2008

Arte poética

Mirar el río hecho de tiempo y agua
y recordar que el tiempo es otro río,
saber que nos perdemos como el río
y que los rostros pasan como el agua.
Sentir que la vigilia es otro sueño
que sueña no soñar y que la muerte
que teme nuestra carne es esa muerte
de cada noche, que se llama sueño.
Ver en el día o en el año un símbolo
de los días del hombre y de sus años,
convertir el ultraje de los años
en una música, un rumor y un símbolo,
ver en la muerte el sueño, en el ocaso
un triste oro, tal es la poesía
que es inmortal y pobre. La poesía
vuelve como la aurora y el ocaso.
A veces en las tardes una cara
nos mira desde el fondo de un espejo;
el arte debe ser como ese espejo
que nos revela nuestra propia cara.
Cuentan que Ulises, harto de prodigios,
lloró de amor al divisar su Itaca
verde y humilde. El arte es esa Itaca
de verde eternidad, no de prodigios.
También es como el río interminable
que pasa y queda y es cristal de un mismo
Heráclito inconstante, que es el mismo
y es otro, como el río interminable.

Epitafio Para un Poeta (O. Paz)

Quiso cantar, cantar
para olvidar
su vida verdadera de mentiras
y recordar
su mentirosa vida de verdades.

domingo, 20 de julio de 2008

Bullerengue

Si yo fuera tambó,
mi negra,
sonara na má pa tí,
pa tí, mi negra, pa tí.
Si maraca fuera yo ,
sonara sólo pa tí ,
pa tí maraca y tambó.
pa tí, mi negra pa tí.
*
Quisiera bobbebme gaita
y sonà na mà que pa tí,
pa tí, solita, pa tí,
pa tí, mi negra, pa tí.
Y si fuera tamborito
currucutearía bajito.
bajito, pero bien bajito,
pa que bailaraj pa mí.
pa mí, mi negra, pa mí.
pa mí, na má que pa mí.

viernes, 18 de julio de 2008

CANCIÓN


¡De que callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera la primavera !
¡Yo, muriendo!

Y de que modo sutil
me derramo en la camisa
todas las flores de abril

¿Quién le dijo que yo era
risa siempre, nunca llanto,
como si fuera
la primavera?
¡No soy tanto!

En cambio, ¡Qué espiritual
que usted me brinde una rosa

de su rosal principal!

De que callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera la primavera
¡Yo, muriendo!

PROBLEMAS DEL SUBDESARROLLO

Monsieur Dupont te llama inculto,
porque ignoras cuál era el nieto
preferido de Víctor Hugo.

Herr Müller se ha puesto a gritar,
porque no sabes el día
¡exacto¿ en que murió Bismark.

Tu amigo Mr. Smith,
inglés o yanqui, yo no lo sé,
se subleva cuando escribes shell.
¡Parece que ahorras una ele,
y que además pronuncias chel!

Bueno ¿y qué?
Cuando te toque a ti,
mándales decir cacarajícara
y que donde está el Aconcagua,
y que quién era Sucre,
y que en qué lugar de este planeta
murió Martí.

Un favor:
que te hablen siempre en español.

MULATA


Ya yo me enteré, mulata, mulata, ya sé que dise que yo tengo la narise como nudo de cobbata. Y fíjate bien que tú no ere tan adelantá, poqque tu boca é bien grande, y tu pasa, colorá. Tanto tren con tu cueppo, tanto tren; tanto tren con tu boca, tanto tren; tanto tren con tu sojo, tanto tren. Si tú supiera, mulata, la veddá: que yo con mi negra tengo, y no te quiero pa ná!

NO SÉ POR QUÉ PIENSAS TÚ

No sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo,
si somos la misma cosa
yo,
tú.

Tú eres pobre, lo soy yo;
soy de abajo, lo eres tú;
¿de dónde has sacado tú,
soldado, que te odio yo?

Me duele que a veces tú
te olvides de quién soy yo;
caramba, si yo soy tú,
lo mismo que tú eres yo.

Pero no por eso yo
he de malquererte, tú;
si somos la misma cosa,
yo,
tú,
no sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo.

Ya nos veremos yo y tú,
juntos en la misma calle,
hombro con hombro, tú y yo,
sin odios ni yo ni tú,
pero sabiendo tú y yo,
a dónde vamos yo y tú Y
¡ no sé por qué piensas tú,
soldado, que te odio yo!

CAÑA

El negro
junto al cañaveral.

El yanqui
sobre el cañaveral.

La tierra
bajo el cañaveral.

¡Sangre
que se nos va!

ADIVINANZAS

En los dientes, la mañana,
y la noche en el pellejo.
¿Quién será, quién no será?

-El negro.

Con ser hembra y no ser bella,
harás lo que ella te mande.
¿Quién será, quién no será?

-El hambre.

Esclava de los esclavos,
y con los dueños, tirana.
¿Quién será, quién no será?

-La caña.

Escándalo de una mano
que nunca ignora a la otra.
¿Quién será, quién no será?

-La limosna.

Un hombre que está llorando
con la risa que aprendió.
¿Quién será, quién no será?

-Yo.

NO COMISTE DEL LOTO DEL OLVIDO........


-el homérico privilegio de los dioses-,
porque sabías ya que quien olvida se convierte en objeto
inanimado
-nada más que en resaca o en resto a la deriva-
al antojo del caprichoso mar de otras memorias.

Y así escarbaste un día en tu depósito de sombras
y volviste a anudar con tiernos ligamentos huesecitos dispersos,
tejidos enamorados del sabor de la lluvia,
vísceras dulces como colmenas sobrenaturales para la abeja reina,
dientes que fueron lobos en las estepas de la luna,
garras que fueron tigres en la profunda selva embalsamada.

Y lo envolviste todo en ese saco de carbón constelado
que arrojaste hacia aquí, como hacia un tren en marcha,
y que en algún lugar dejó un agujero por el que te aspiran
y al que debes volver.
Se ha producido un error en este gadget.